¿Qué obstáculos y oportunidades representa el manejo de emociones para la educación para la paz?

Compartir en:

Creencias culturales sobre las emociones

Uno de los obstáculos para desarrollar en los niños y jóvenes la competencia de manejo de emociones está relacionado con algunas creencias propias de nuestra cultura. Estas creencias se refieren a que demostrar o expresar nuestras emociones es un sinónimo de debilidad. Por esta razón, frecuentemente tendemos a ignorarlas, a intentar suprimirlas o a demostrarlas de formas agresivas para parecer “fuertes” frente a las demás personas.

En realidad, lo que muchas investigaciones muestran es lo contrario a estas creencias. Aprender a identificar nuestras emociones y a canalizarlas constructivamente se asocia con mejor rendimiento académico, mejores relaciones interpersonales e incluso con mejor desempeño laboral en el largo plazo.

Lo que aprendemos de los medios de comunicación

Otro gran reto para la educación para la paz con respecto al desarrollo de competencias como el manejo de emociones consiste en mostrarles a los niños y jóvenes modelos diferentes a los que, en algunos casos, aprenden a través de la tecnología y los medios de comunicación.

El modelo que muestran algunos programas de televisión, películas y personajes en redes, son contrarios a lo que queremos promover en nuestros niños y jóvenes. Por ejemplo, en las novelas frecuentemente vemos a los personajes recurriendo al alcohol cuando se sienten tristes o enfrentándose a golpes cuando se sienten frustrados o enojados.

Desarrollar pensamiento crítico en los niños y jóvenes es muy importante para que ellos mismos tengan la capacidad de cuestionar los comportamientos que ven, incluso si los observan en sus personajes favoritos o modelos a seguir. Sentarse con ellos a ver televisión o videos y posteriormente tener conversaciones con respecto a lo que vieron puede ser muy útil para desarrollar pensamiento crítico. Con adolescentes estas conversaciones pueden ser charlas informales mientras hacen juntos alguna actividad cotidiana, como preparar la comida. Algunas preguntas de reflexión que podrían ayudar son:

Para niños:

  1. ¿Qué emociones crees que está sintiendo (nombre del personaje)?
  2. ¿Por qué crees que esa persona (nombre del personaje) está comportándose de esa manera?
  3. ¿De qué manera crees que lo que está haciendo (nombre del personaje) le hace daño a él/ella o a otras personas?
  4. ¿Si pudieras darle ideas a (nombre del personaje) de mejores maneras de calmarse o de sentirse mejor, qué le dirías? (puede empezar usted dándole un ejemplo de una estrategia constructiva para el manejo de emociones e invitar al niño a que continúe la lista)

Para jóvenes:

  1. ¿Qué es lo que más te gusta de este programa, película, canal de YouTube, etc.? (puede usted también compartir con el joven algo que le parezca positivo o divertido del programa, película, video, etc.)
  2. ¿Cuáles crees que son los intereses de las personas que escriben los guiones y producen este programa, película, video, etc.? (se puede tener una conversación sobre los posibles intereses económicos)
  3. ¿Qué estrategias visuales y musicales crees que tienen en cuenta estas personas para vender su programa, película, video, etc.? (por ejemplo, música fuerte y ritmos pegajosos, vestuario exagerado, imágenes con mucha luz)
  4. ¿Qué de lo que muestran en este programa, película, video, etc. es parecido a la realidad y qué no lo es?
  5. Si estas situaciones pasaran en la vida real, ¿qué crees que pasaría con los personajes?
  6. Si un amigo o amiga tuya se estuviera sintiendo como se está sintiendo (nombre del personaje), ¿Qué ideas de mejores estrategias para calmarse o de sentirse mejor le darías? (puede empezar usted dándole un ejemplo de una estrategia constructiva para el manejo de emociones e invitar al joven a que agregue algunas ideas)

Aprendiendo a ser Papaz © 2018. Todos los derechos reservados.

Photos designed by Freepik